LA NOCHE EN QUE MURIÓ GWEN STACY

Esta semana se cumplen 53 años del nacimiento de Spider-man. Hoy repasamos el acontecimiento más dramático de su vida editorial: la muerte de Gwen Stacy.

gwendied

‘The Night Gwen Stacy Died’ se publicó en 1973 dentro de The Amazing Spider-man números 121 y 122, aunque yo la leí muchos años después, publicada en entregas semanales dentro de un suplemento dominical que mi abuelo siempre guardaba para mí. Aún hoy me pregunto cómo soporté la tensión semana tras semana, pero supongo que la vida circula a otro ritmo cuando sólo eres un crío. A esas alturas ya llevaba leídos varios cómics de aquella etapa Spider-man, historias sencillas con malos pintorescos aderezadas con las alegrías y dificultades postadolescentes de Peter Parker y su pandilla: su fiel amigo Harry Osborn, la festiva Mary Jane Watson, el fanfarrón Flash Thompson y, claro, también Gwen Stacy, Gwendy, el primer amor de Peter. Tras la fachada de cómic de superhéroes se escondía un serial juvenil, y el fiel lector no se quedaba tranquilo si, tras derrotar al Doctor Octupus, el desdichado trepamuros no llegaba a tiempo a una cita con su chica. Emoción, intriga y romance, la ecuación más vieja del mundo. Sin embargo, había algo que un muchacho de siete u ocho años no podía esperar leyendo El asombroso Spider-man: la derrota del héroe.

De entre todos sus enemigos, Spider-man mantenía una rivalidad especialmente encarnizada con El Duende Verde. Lo suyo era personal: El Duende era en realidad Norman Osborn, padre de su mejor amigo. En sucesivos enfrentamientos, la victoria había caído, por supuesto, del lado del lanza-redes, pero la tragedia se desató cuando en aquel número 121 El Duende descubrió la identidad secreta del Hombre-Araña. No habría vuelta atrás y el lector lo sabía. El villano atacaría al héroe en su punto más débil. Cada viñeta nos aproximaba más y más al dramático desenlace. Saltamos por los tejados de New York hasta llegar al puente sobre el río Hudson, donde El Duende nos esperaba. En su poder yacía Gwendy inconsciente. La lucha por su vida fue violenta, pero finalmente la joven volvió a salvo junto al protagonista. Sin embargo, en un giro inesperado, El Duende Verde contraatacó y, a traición, embistió con su patín volador a Gwen, que cayó al vacío. Una certera telaraña evitó que nuestra chica se estampara contra el río, pero al frenarla en seco leímos la onomatopeya más cruel: “Snap!“.

gwen2

Al volver a los brazos de Spider-man, ella no despertó. Gwendy ya no despertaría. ¿Fue el golpe lo que acabó con su vida o fue el brusco rescate? Para el fiel lector, esta duda era tan dura como la certeza de su muerte.

gwen3

Esta trama, quizá la más arriesgada surgida nunca en Marvel Comics, provocó las iras de los aficionados de la época y ha roto los corazones de cada lector primerizo desde 1973. Una implicación así solo se consigue con un buen desarrollo de los personajes capítulo tras capítulo, como ocurre hoy día con las grandes series de televisión. Quizá sea la televisión y no el cine el medio adecuado para trasladar las aventuras del arácnido, aunque en The Amazing Spider-Man 2 el director Marc Webb llevó a la gran pantalla (con mayor o menor acierto) el argumento que nos ocupa para hacer llorar también al  gran público, sirviéndose del encanto de Emma Stone como protagonista de un drama que, no obstante, no hacía plena justicia a la historia original, más rica en matices, desde la rivalidad enquistada de los contendientes hasta la ambigua muerte de la protagonista. Sin embargo, los lectores veteranos tampoco necesitábamos esta película para vestir el luto. Todo niño sufre en su vida una primera pequeña tragedia que le descubre los dramas irreversibles. A algunos se les murió un pez dorado. Otros leímos ‘The Night Gwen Stacy Died’ y sentimos que ya nada sería igual. Habría nuevos cómics, pero Gwendy ya no saldría en la portada.

La Costa Brava – Gwen Stacy

Anuncios

Cuéntanos qué piensas

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s